lunes, 9 de mayo de 2011

La enfermedad que hizo de niños a viejos a Néstor y Guillermo

Nacieron como bebés pero su cuerpo empezó a envejecer a los dos años. Con diez años, Néstor y Guillermo ya eran dos niños-viejos: se quedaron sin pelo, su piel se arrugó, apenas crecína y sus huesos empezaron a debilitarse como un anciano de 60 años. Padecían progeria, una enfermedad extraña que causa un envejecimiento prematuro, en el que la esperanza de vida es de 15 años. El origen de la enfermedad se encuentra en la mutación de un gen.


La investigación llevada a cabo en nuestro país ha identificado el transtorno y aunque tiene un envejecimiento rápido, la esperanza de vida puede ser mucho más largay no desencadenará enfermedades cardiovasculares.







El estudio también demuestra que basta con introducir el gen sano en las células aisladas de los pacientes para corregir la enfermedad, al menos en el laboratorio. López-Otín, el investigador, advierte que estamos ante el primer paso y confía en que el hallazgo permita en un futuro disponer de un tratamiento que ponga freno al envejecimiento tan acelerado.


0 comentarios:

Publicar un comentario